Tratamientos Farmacológicos 

Medicamentos anticaída, champús y complementos alimenticios

¿Cuáles son los medicamentos contra la caída del cabello?

Finasteride o Propecia, el medicamento que actúa sobre la causa de la calvicie

El finasteride, comercializado con el nombre de Propecia, es un fármaco anticaída del cabello cuya eficacia está científicamente probada. Tomada por vía oral en comprimidos de 1 mg al día, actúa directamente sobre las hormonas masculinas. Al limitar la conversión de testosterona en dihidrotestosterona (DHT), responsable de la caída del cabello, Finasteride combate la calvicie de raíz y también estimula el crecimiento del cabello.

El finasteride está especialmente recomendado en casos de calvicie incipiente o leve, para hombres que aún tienen una reserva de cabello relativamente grande. Se puede tomar también después de un trasplante de cabello DHI, en etapas avanzadas de calvicie (alopecia androgenética), para fortalecer los injertos y preservar los folículos pilosos que rodean las áreas de trasplante de cabello.

Los resultados de Finasteride son visibles de 3 a 6 meses, siempre que el tratamiento se siga con diligencia. Después de 5 años de tratamiento farmacológico con finasteride, la caída del cabello se detiene en el 90% de los pacientes y un mejor recrecimiento en el 65% de los casos. Este medicamento, que se entrega solo con receta médica, debe ser controlado por un médico para evaluar el progreso del tratamiento.

La regularidad y continuidad en la toma de Finasteride son fundamentales, ya que tan pronto como se detiene el tratamiento, la caída del cabello retoma su curso. También se debe prestar atención a los efectos secundarios, ya que su ingrediente activo puede provocar una disminución de la libido, impotencia y tendencias depresivas.

Minoxidil, el fármaco que reactiva el crecimiento del cabello

El Minoxidil es uno de los fármacos más reconocidos por su efecto beneficioso sobre la salud del cabello de hombres y mujeres con alopecia. Para ser utilizado en aplicación local en la zona afectada, en forma de líquido o espuma, Minoxidil es un vasodilatador, es decir, dilata los vasos sanguíneos, particularmente eficaz para estimular el crecimiento de cabello sano. Específicamente, el Minoxidil promueve la caída del cabello al final de la vida, en la fase telógena, y provoca el crecimiento de nuevo cabello sano, en la fase anágena.

Sin embargo, Minoxidil no actúa directamente sobre las causas de la calvicie y solo es eficaz en casos relativamente leves de calvicie. Cuando la calvicie masculina o femenina está muy avanzada, se recomienda un trasplante de cabello DHI para reponer las áreas completamente sin pelo del cuero cabelludo. A continuación, se puede prescribir un tratamiento farmacológico con Minoxidil para fortalecer el cabello existente, incluidos los injertos.

Se recomiendan de 1 a 2 aplicaciones diarias de Minoxidil en las zonas calvas, mediante un ligero masaje, utilizando la solución concentrada al 5% para hombres y al 2% para mujeres. Los resultados de un tratamiento capilar con Minoxidil se reflejan en primer lugar en la caída del cabello al final del ciclo después de unas semanas: así que no temas, porque esta aceleración inicial de la caída del cabello provoca que parte del proceso iniciado por Minoxidil se active.

Los beneficios asociados al uso de Minoxidil son visibles después de 4 a 5 meses de tratamiento. El cabello nuevo que ha crecido está sano. Después de 6 meses a 1 año, la caída del cabello se reduce considerablemente en 1 de cada 3. Por otro lado, la eficacia de Minoxidil se estanca o disminuye después de 2 años de tratamiento. Sus efectos secundarios pueden manifestarse como irritación local.

Dado que actúan de manera complementaria, Minoxidil y Finasteride (o Propecia) se pueden combinar como parte de un tratamiento farmacológico simultáneamente eficaz contra la caída del cabello y para el recrecimiento. Sobre todo, se pueden combinar con un trasplante de pelo y el tratamiento de PRP y mesoterapia capilar que ofrecemos en DHI Barcelona.

Dutasteride, el medicamento que frena la calvicie

El dutasteride (también denominado dutasterida) es un medicamento para el tratamiento de la alopecia que originalmente se utilizó para paliar los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata. El mecanismo de acción del Dutasteride (o Dutasterida) es similar al del Finasteride, ya que ambos se basan en la inhibición de la enzima 5 alfa-reductasa, molécula que en el organismo transforma la testosterona en DHT (dihidrotestosterona).

En los pacientes que sufren de alopecia androgenética, la DHT acelera las fases de crecimiento del folículo piloso, provocando el acortamiento de las fases de vida del cabello. Debido a esto, el pelo se va afinando (miniaturizando) hasta que agota de forma prematura los ciclos vitales. En este punto, y de forma progresiva, se hacen evidentes los signos de la calvicie.

Es muy importante que el tratamiento con Dutasteride para la alopecia esté supervisado por un equipo de experiencia, como el que puedes encontrar en nuestra clínica capilar en Barcelona.

¿Qué champús, lociones y sueros capilares usar contra la caída del cabello?

Muchos champús, acondicionadores, lociones y sueros anticaída se venden en las farmacias. Los champús de queratina o quinina tienen un efecto beneficioso sobre la salud del cabello, así como los que aportan vitaminas (especialmente vitamina B) y sales minerales esenciales para la salud del cabello.

Al nutrir el cuero cabelludo, los bulbos y los folículos pilosos, los champús anticaída revitalizan y fortalecen la herencia del cabello degradado. Las lociones para el cabello y los sueros anti-calvicie, que están más concentrados en ingredientes activos que los champús, funcionan de la misma manera, pero producen resultados más rápidos y concluyentes. Se recomienda aplicar lociones y sueros capilares de forma local, masajeando ligeramente el cuero cabelludo.

Tanto para champús y acondicionadores como para lociones y sérums, se recomienda un uso moderado y con varios días de diferencia entre cada aplicación, para no traumatizar el cabello y darle tiempo para revitalizarlo de forma natural. Por ejemplo, se puede utilizar un champú suave alternativamente, entre dos aplicaciones de lociones, sueros o champús especializados contra la caída del cabello.

En definitiva, es importante no considerar los champús, lociones y sérums capilares como la cura milagrosa para la calvicie, pero al igual que los tratamientos farmacológicos, su acción regeneradora ayuda en el pre y postoperatorio de implantes capilares con el método DHI.

Tratamientos farmacológicos

¿Quiere saber más sobre los tratamientos farmacológicos?

Un experto de DHI se comunicará con usted para realizar un diagnóstico gratuito y personalizado.