Enfermedades que pueden afectar al cuero cabelludo

La alopecia genética es uno de los trastornos capilares que más preocupa a los pacientes debido a sus efectos en la pérdida irreversible del cabello. Este trastorno, llamado también alopecia androgénica, se asocia principalmente a factores genéticos y, al contrario de lo que se piensa, afecta a hombres y mujeres de manera directa. Hoy veremos algunos de sus síntomas y los tratamientos más eficaces para combatirla.

¿Qué es la alopecia androgénica y por qué se produce?

La salud capilar está condicionada por cientos de factores que están directamente relacionados con el estado de salud general de una persona. Sin embargo, existen una serie de trastornos capilares que actúan de forma independiente sin relación directa con el funcionamiento corporal.

Uno de los más frecuentes es la alopecia genética, un trastorno caracterizado por una pérdida progresiva de la población capilar. Muchos estudios han relacionado la alopecia androgénica a una condición heredada genéticamente y que afecta el ciclo de vida del folículo piloso.

El organismo, por un desorden en la enzima 5-alpha-reductasa inicia una hiperproducción de la hormona DHT o dihidrotestosterona. Esta hormona produce la sintetización de la testosterona que afecta la vitalidad de los folículos pilosos en todo el cuerpo. Aún así, el signo más evidente de pérdida capilar se inicia en el cuero cabelludo por ser la zona corporal con mayor población folicular.

Debido a que la muerte folicular se produce por una sintetización de la testosterona, es muy frecuente que la alopecia genética se asocie al hombre. No obstante, un porcentaje elevado de mujeres sufren de alopecia androgénica.

Un signo característico de este tipo de alopecia es la pérdida gradual, acelerada y continua de pelo en el cuero cabelludo. A pesar de que no sigue un patrón estandarizado, la mayoría de los pacientes inician la pérdida capilar en la región de la coronilla y región frontal de la cabeza.

En la Clínica Capilar DHI, hemos estudiado el patrón de pérdida capilar originada por la alopecia genética en todos sus estadios. Estos estudios nos han llevado a concentrarnos en sus síntomas más frecuentes, veamos cuáles son.

Principales síntomas de la alopecia androgénica

Como es evidente, la pérdida capilar irreversible y continuada es la señal más aguda de todos los tipos de alopecia. Pero, en la medicina capilar existen diferentes tipos de trastornos cuya consecuencia puede ser la pérdida de pelo. Asimismo, cada trastorno tiene fases y estadios con una pérdida mayor o menor que varía entre pacientes.

Para determinar que estamos en presencia de una alopecia del tipo genético o androgénico, son necesarias una serie de pruebas diagnósticas. En la consulta del médico especialista se realizan una serie de análisis capilares o tricotests. Estos estudios microscópicos, de muestras de tejido y de análisis sanguíneos, nos permiten cuantificar la densidad de la hormona DHT en el organismo.

La concentración elevada de esta hormona junto a una historia clínica y familiar de alopecia, nos permite determinar el tipo de alopecia. Adicionalmente, el volumen y frecuencia de pérdida capilar es fundamental para elaborar un diagnóstico acertado del estadio del trastorno.

Aunque todas estas pruebas pueden ser indispensables para hallar un diagnóstico positivo, muchos pacientes acuden cuando la pérdida es inminente. La mayoría, reportan los siguientes síntomas:

Pérdida de grosor del pelo 

A menudo, muchos pacientes comienzan a notar que su pelo se vuelve más fino. Esto evidencia una pérdida de la capacidad folicular lo que lleva al segundo síntoma:

Debilidad y fragilidad capilar 

Un pelo más fino y debilitado se vuelve más frágil y fácil de romper. Además, se nota una pérdida del brillo y la vitalidad del pelo, el cuál se hace menos voluminoso en su conjunto.

Patrón en “M” en la frente 

Las entradas de la frente o la frontera entre el cuero cabelludo y el rostro, generalmente describen un patrón en forma de una letra M. Este patrón es característico de la pérdida capilar por alopecia.

Pérdida de pelo en la coronilla

La coronilla o parte superior de la cabeza, suele ser una de las primeras áreas en perder pelo por la alopecia androgénica.

Abundancia de pelos en la ropa o cama 

Si al despertar notas más hebras de pelo en la almohada o notas más pelos en el peine, puede haber una clara evidencia de alopecia.

Ante cualquiera de estos síntomas, lo más recomendable es visitar al especialista en medicina capilar. En la consulta, el médico tricólogo especializado podrá iniciar un plan de tratamiento que tiene varias fases, veamos.

Tratamientos contra la alopecia genética

En la salud capilar, el diagnóstico temprano es un elemento que marca la diferencia en el plan de tratamiento contra casi todos los tipos de alopecia. En el caso específico de la alopecia androgénica, la visita a tiempo al especialista puede ralentizar el proceso de caída capilar.

En las etapas más incipientes de la pérdida capilar por alopecia genética, los tratamientos intradérmicos pueden resultar muy efectivos. El efecto de los fármacos inhibidores de la enzima 5-alpha-reductasa pueden disminuir la producción de DHT. El resultado de estos tratamientos es una reducción notable de la pérdida capilar y una prolongación del efecto genético negativo en la salud folicular.

Injerto capilar

En la mayoría de los casos, los pacientes acuden a la consulta cuando la pérdida de pelo es notoria, progresiva y preocupante. En estos casos, los tratamientos intradérmicos y farmacológicos surten poco o ningún efecto.

Aún así, es posible recuperar la población capilar mediante un procedimiento de injerto capilar en la zona afectada. Controlando los síntomas y efectos de la hormona DHT como primera etapa, el especialista puede programar un injerto como única solución viable.

El procedimiento de injerto capilar es uno de los más seguros y eficaces contra la pérdida total del pelo producto de la alopecia genética. Consiste en la extracción de folículos sanos de zonas no afectadas y que en un mismo procedimiento se injertan en la zona deficitaria.

Siguiendo diferentes técnicas indicadas para cada tipo de paciente, el cirujano capilar crea un patrón de inclinación y profundidad similar al pelo nativo. Después de un período de recuperación determinado, el folículo recupera su función y vitalidad.

Al finalizar el período de recuperación, los folículos injertados tendrán patrones de crecimiento, pigmentación y textura idénticos al pelo nativo. Siendo un procedimiento indoloro, seguro y 100% autólogo, las tasas de éxito son las más altas de la medicina moderna.

Vencer la alopecia es posible de la mano de un equipo especializado en salud capilar como el de la Clínica Capilar DHI. La recomendación más importante es visitar al especialista ante los primeros síntomas para encontrar el diagnóstico y plan de tratamiento ideal para la salud de tu pelo. 

Enfermedades que pueden afectar al cuero cabelludo

El cuidado de la salud capilar es una de las especialidades más complejas de la medicina. Nuestro pelo está continuamente sometido a factores internos y externos que afectan su vitalidad, crecimiento y apariencia estética. El día de hoy, veremos algunas de las enfermedades del cuero cabelludo más comunes, sus síntomas y tratamientos más eficaces.

¿Qué es el cuero cabelludo y cuál es su importancia?

El cuero cabelludo es un segmento de piel que cubre la zona craneal y en la que crece el pelo. Esta piel tiene la función específica de proteger al cráneo, ayudar a la regulación térmica de la cabeza y colaborar en la irrigación sanguínea. Como la base pilosa de mayor concentración de pelo en el cuerpo humano, el cuero cabelludo está compuesto de diferentes partes. Veamos las más importantes:

  • Piel: El cuero cabelludo está cubierto por piel, una particularidad de este segmento de piel es la presencia de folículos pilosos y glándulas sebáceas. Además, esta porción de piel es altamente sensible a los cambios térmicos, agentes químicos y factores climáticos.
  • Folículos pilosos: Son pequeñas estructuras dentro de la piel del cuero cabelludo que dan origen al pelo. Cada folículo piloso tiene una raíz y un bulbo donde se produce el crecimiento capilar.
  • Glándulas sebáceas: Estas glándulas secretan sebo, un aceite natural que lubrica el cabello y la piel, proporcionando humedad y ayudando a prevenir la sequedad.
  • Vasos sanguíneos: El cuero cabelludo contiene una red de vasos sanguíneos que suministran sangre a los folículos pilosos. La circulación sanguínea es esencial para el crecimiento y la salud del cabello.
  • Tejido conectivo: El cuero cabelludo también está compuesto por tejido conectivo que proporciona soporte estructural y ancla los folículos pilosos en su lugar.

Para nosotros en la Clínica Capilar DHI, la comprensión de las estructuras del cuero cabelludo nos permite analizar su anatomía y patologías asociadas. Cada estructura puede ser objeto de trastornos y enfermedades que afectan la salud capilar en nuestros pacientes. Por ello, hemos seleccionado las enfermedades del cuero cabelludo más frecuentes.

Principales enfermedades del cuero cabelludo, diagnóstico y tratamiento

Como hemos visto, el cuero cabelludo es una parte esencial de la anatomía capilar. Su buena salud desempeña un papel crucial en la apariencia y fortaleza del pelo. Cuidar adecuadamente el cuero cabelludo es fundamental para prevenir diversas afecciones que pueden afectar tanto la salud capilar como la autoestima. Estas son sólo algunas de las enfermedades que afectan con mayor frecuencia a la salud del cuero cabelludo:

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una afección cutánea que afecta el cuero cabelludo. Sus síntomas incluyen descamación, picor y enrojecimiento. Aunque es una condición benigna, puede afectar la calidad de vida y la vitalidad del pelo. Los tratamientos van desde champús medicados hasta tratamientos intradérmicos con plasma sanguíneo enriquecido y factores de nutrición folicular.

Síntomas de la dermatitis seborreica

  • Descamación: Pequeñas escamas blancas en el cuero cabelludo.
  • Picor y escozor: La sensación de irritación producida por la dermatitis puede ser persistente y progresiva. Para algunos pacientes, la acción del rascado produce además lesiones cutáneas que se transforman en focos infecciosos.
  • Enrojecimiento: Coloración anormal de la piel debido a la inflamación.

Psoriasis del cuero cabelludo

La psoriasis es una enfermedad crónica que puede afectar el cuero cabelludo, manifestándose en forma de placas rojas y escamosas. Además de los síntomas físicos, la psoriasis puede tener un impacto significativo en la salud emocional. Es crucial abordar esta afección de manera integral, considerando tratamientos médicos y algunos cambios en el estilo de vida. En algunos casos, la exposición a elementos agresivos pueden exacerbar la aparición de la psoriasis de la piel del cuero cabelludo.

Síntomas de la psoriasis del cuero cabelludo

  • Lesiones enrojecidas: Suelen aparecer en la superficie de la piel pequeñas lesiones rojas cubiertas de escamas blanquecinas o plateadas.
  • Picor intenso: La psoriasis puede estar acompañada de una intensa sensación de irritación y molestia.
  • Pérdida de escamas: La descamación progresiva y continua es una de las principales características de la psoriasis.

Infecciones fúngicas

Las infecciones fúngicas, como la tiña del cuero cabelludo, son causadas por hongos que prosperan en ambientes cálidos y húmedos. Estas infecciones pueden causar pérdida de cabello y requieren tratamiento antifúngico específico. Identificar los síntomas a tiempo es clave para abordar estas infecciones de manera efectiva.

Síntomas de infecciones fúngicas

  • Picor: La acción de los hongos del cuero cabelludo pueden causar una irritación intensa y persistente.
  • Pérdida de cabello: La afección fúngica puede estar localizada en áreas afectadas que producen debilidad del folículo con una consecuente pérdida de pelo. Esta pérdida suele ser temporal y cede con el efecto del tratamiento antifúngico.
  • Enrojecimiento: La infección producida por las esporas y población de los hongos puede producir un coloración anormal de la piel.

Alopecia areata

La alopecia areata es un trastorno del sistema inmunitario caracterizada por un ataque agresivo a los folículos pilosos, los cuales son tomados como agentes maliciosos. Este tipo de alopecia causa una pérdida de cabello en áreas específicas del cuero cabelludo. Aunque no existe cura definitiva, existen tratamientos intradérmicos que pueden ayudar a estimular el crecimiento del cabello y controlar la progresión de la enfermedad.

Síntomas de la alopecia areata

  • Pérdida de cabello: La alopecia areata causa parches redondos de pérdida capilar delimitados en diferentes zonas de la cabeza.
  • Hipersensibilidad: Algunos pacientes reportan un aumento de la sensibilidad en las zonas afectadas. A veces, estas zonas pueden enrojecerse o presentar una pigmentación diferente.
  • Picor y ardor: La afectación de la alopecia areata puede causar un aumento en la actividad nerviosa de la zona, lo que puede causar ardor, inflamación y picor.

Foliculitis o inflamación de los folículos pilosos

La foliculitis es una inflamación de los folículos pilosos, comúnmente causada por infecciones bacterianas o fúngicas. Puede causar picor y molestias, y en casos severos, la pérdida de cabello. La prevención es clave, y mantener una higiene adecuada y evitar la irritación constante puede ayudar a prevenir esta afección.

Síntomas de la foliculitis

  • Pústulas y protuberancias: La foliculitis es una enfermedad agresiva que puede crear lesiones inflamatorias en los folículos.
  • Picor y dolor: Dependiendo del estadio de la enfermedad se puede tener una intensa sensación de molestia en el cuero cabelludo.
  • Pérdida de cabello: En casos más severos, la foliculitis puede producir una alteración de la función productora del folículo y de la capacidad de soportar el peso del pelo. 

Sin duda, las enfermedades del cuero cabelludo no sólo afectan la estética general sino que pueden crear un entorno agresivo en la población capilar. Es por ello que visitar al especialista es la clave principal para la prevención, diagnóstico y tratamiento a tiempo de cada una de ellas. Los remedios caseros o las soluciones cosméticas pueden enmascarar los síntomas y agravar la situación. El médico tricólogo es el único especialista capacitado en el tratamiento adecuado de los trastornos de la salud capilar.  

Quizás podrían interesarte estas entradas del Blog

  • Picores en la cabeza y caída del pelo

    Picores en la cabeza y caída del pelo

    Probablemente, no haya algo tan desesperante como un picor de cabeza. Lo que inicia como una pequeña molestia puede esconder una enfermedad capilar que produce la caída del pelo. Por ende, es importante atender sus causas y crear un plan de tratamiento adecuado. Veamos la relación que existe entre los picores en la cabeza y…


  • Remedios caseros para solucionar la dermatitis seborreica

    Remedios caseros para solucionar la dermatitis seborreica

    La dermatitis seborreica es una de las afecciones del cuero cabelludo más frecuentes entre hombres y mujeres de todas las edades y tipos de pelo. Este trastorno produce mucha incomodidad pues los picores suelen ser exasperantes para quien la padece. Existen una serie de remedios caseros eficaces para aliviar los efectos de la dermatitis seborreica,…


  • ¿Cómo se realiza el seguimiento después de una cirugía capilar?

    ¿Cómo se realiza el seguimiento después de una cirugía capilar?

    En medicina, y en particular en la medicina capilar, la observación y seguimiento post-tratamiento es la clave para el éxito de cada procedimiento. Por esta razón, las consultas postoperatorias le permiten al especialista hacer un análisis de la evolución de forma exhaustiva y personalizada. Veamos cuál es la importancia del seguimiento después de una cirugía…