¿Cómo se realiza el seguimiento después de una cirugía capilar?

En medicina, y en particular en la medicina capilar, la observación y seguimiento post-tratamiento es la clave para el éxito de cada procedimiento. Por esta razón, las consultas postoperatorias le permiten al especialista hacer un análisis de la evolución de forma exhaustiva y personalizada. Veamos cuál es la importancia del seguimiento después de una cirugía capilar.

¿Qué es la cirugía capilar?

La cirugía capilar o trasplante capilar es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo, indoloro y totalmente ambulatorio. Es decir, los pacientes podrán volver a casa al terminar el tratamiento con una serie de indicaciones médicas.

El procedimiento varía entre pacientes y no tiene una duración o una complejidad estandarizada. Cada paciente tiene unas características, un origen de su pérdida capilar y una fisonomía específica. Además, cada persona tiene unas necesidades y unos objetivos particulares.

Sin embargo, en términos generales, la cirugía o injerto capilar es un procedimiento que consiste en el trasplante de unidades foliculares autólogas. Estas unidades se seleccionan de zonas pobladas y sanas de la cabeza, eligiendo aquellos folículos más fuertes y con mayor vitalidad.

A pesar de que no hay una zona predefinida, por lo general se extraen de la parte trasera de la cabeza o de la “corona hipocrática”. Los folículos de la zona suelen ser más fuertes y resistentes, lo que los hace perfectos para el procedimiento.

Siguiendo diferentes técnicas quirúrgicas que se determinan de acuerdo al procedimiento, los folículos extraídos se injertan en las zonas deficitarias. El cirujano crea un patrón de inclinación y profundidad en la zona receptora para que siga el patrón del pelo nativo.

Posterior a un período de recuperación y cicatrización del tejido, el folículo se desarrolla de forma idéntica al pelo nativo. Precisamente, este período de recuperación es una etapa especialmente de cuidado pues el tejido es susceptible a lesiones e infecciones. 

El proceso postoperatorio es igualmente personal y variable entre pacientes pues intervienen muchos factores. No obstante, en la Clínica Capilar DHI hemos creado una estructura de seguimiento común a la mayoría de nuestros pacientes. Veamos algunos de los elementos comunes al seguimiento de la mayoría de las cirugías capilares.

Primera consulta postoperatoria: El inicio de la recuperación

Después de la cirugía capilar, la primera consulta postoperatoria es esencial. Por lo general, se programa uno o dos días después de la intervención. Durante esta consulta, el cirujano evaluará el área donante y receptora, verificará la correcta cicatrización de las incisiones y dará instrucciones específicas para los cuidados posteriores.

Adicionalmente, el especialista dará una pauta de tratamientos farmacológicos que dependen de cada paciente en particular. Se pueden indicar medicamentos antiinflamatorios, analgésicos y profilaxis para prevenir las molestias derivadas de la cirugía.

En las consultas posteriores, el cirujano prestará especial atención al área donde se realizó el injerto. Se comprueba la correcta fijación de los folículos capilares y se proporcionan pautas sobre cómo lavar y cuidar esta área de manera adecuada.

Instrucciones para los cuidados en casa

Los cuidados fuera de la clínica son esenciales para mantener la higiene de la zona y así, evitar cualquier proceso infeccioso. Cuidar la zona operatoria también se cimenta en el cumplimiento de una serie de pautas de restricciones y actividades específicas. 

Nuevamente, cada cirugía tiene un postoperatorio particular y una serie de indicaciones diferentes. Aún así, estas son algunas de las tareas de cuidado en casa más comunes:

Lavados e higiene de la zona

Uno de los aspectos más importantes del seguimiento es el lavado adecuado de la zona operatoria. Generalmente, se proporcionarán instrucciones detalladas sobre cómo lavar suavemente el área receptora, evitando movimientos bruscos o fricciones que puedan afectar los injertos.

Además, se indican champús o lociones especialmente diseñadas para el cuidado postoperatorio. El especialista indicará qué hacer y qué no hacer para mantener el área limpia y libre de microorganismos que puedan crear infecciones.

Medicamentos y tratamientos

Es posible que el especialista indique la administración de algunos medicamentos para prevenir infecciones y promover la cicatrización. Además, es probable que se te recomienden tratamientos tópicos para fortalecer los folículos capilares trasplantados y estimular el crecimiento.

Seguimiento a corto plazo: Las primeras semanas

Durante las primeras semanas de seguimiento después de la cirugía, se llevará a cabo una revisión regular para observar el crecimiento de los injertos. Esto implica verificar el ángulo y dirección del crecimiento del cabello para asegurar un aspecto natural.

Además, el cirujano evaluará la tasa de crecimiento del pelo trasplantado y ajustará cualquier plan de tratamiento si es necesario. Además, se discutirá contigo la evolución y cualquier inquietud que puedas tener sobre el progreso de la recuperación.

A medida que pasa el tiempo, las revisiones periódicas serán menos frecuentes, pero aún es crucial programarlas para evaluar la salud continua de tu pelo y abordar cualquier preocupación o pregunta que puedas tener.

Recomendaciones para el cuidado continuo

Cada paciente recibe recomendaciones personalizadas sobre los cuidados continuos y específicos para mantener la salud capilar a largo plazo. Esto puede incluir cambios en la rutina de lavado, la incorporación de suplementos capilares o tratamientos adicionales para fortalecer el cabello existente.

Algunos de estos tratamientos tienen una respuesta muy positiva en la revitalización y nutrición celular de los folículos injertados. En la actualidad, los tratamientos intradérmicos con complejos de estimulación celular y de hidratación folicular. Los tratamientos con plasma sanguíneo enriquecido han dado una respuesta positiva en el acortamiento de la cicatrización y la recuperación del tejido intervenido.

Pero, estos no son los únicos ni los últimos tratamientos aplicables en cada postoperatorio. Como hemos dicho anteriormente, cada cirugía es un traje a la medida y cada proceso posterior es prácticamente imposible de predecir con anticipación.

La única garantía de éxito del procedimiento es el adecuado seguimiento después de una cirugía capilar. Ello incluye las visitas a la consulta del especialista, seguir las indicaciones médicas y omitir cualquier tipo de remedio casero o terapias no indicadas por el cirujano capilar. 

Quizás podrían interesarte estas entradas del Blog

  • Picores en la cabeza y caída del pelo

    Picores en la cabeza y caída del pelo

    Probablemente, no haya algo tan desesperante como un picor de cabeza. Lo que inicia como una pequeña molestia puede esconder una enfermedad capilar que produce la caída del pelo. Por ende, es importante atender sus causas y crear un plan de tratamiento adecuado. Veamos la relación que existe entre los picores en la cabeza y…


  • Remedios caseros para solucionar la dermatitis seborreica

    Remedios caseros para solucionar la dermatitis seborreica

    La dermatitis seborreica es una de las afecciones del cuero cabelludo más frecuentes entre hombres y mujeres de todas las edades y tipos de pelo. Este trastorno produce mucha incomodidad pues los picores suelen ser exasperantes para quien la padece. Existen una serie de remedios caseros eficaces para aliviar los efectos de la dermatitis seborreica,…


  • ¿Cómo se realiza el seguimiento después de una cirugía capilar?

    ¿Cómo se realiza el seguimiento después de una cirugía capilar?

    En medicina, y en particular en la medicina capilar, la observación y seguimiento post-tratamiento es la clave para el éxito de cada procedimiento. Por esta razón, las consultas postoperatorias le permiten al especialista hacer un análisis de la evolución de forma exhaustiva y personalizada. Veamos cuál es la importancia del seguimiento después de una cirugía…